Si piensas que lanzar un negocio online es difícil, imagínate lanzar un emprendimiento mientras vives en el exterior. Pues bien, de esto hablamos en el post de la semana porque definitivamente para hacerlo y no morir en el intento hacen falta cinco ingredientes que son la llave del éxito y, que sin duda, necesitas tener en cuenta: adaptación, conocimiento,  un plan de acción, visibilidad y mucho coraje.

¿Empezamos?

Emprender en el exterior: ¿Cómo saber si estoy preparada?

Después de 32 años viviendo en Suecia, puedo decir que viajar a otro país y salir de nuestra zona de confort es el primer gran emprendimiento que vivimos todos los inmigrantes. 

Tomar la decisión de dejar nuestro lo conocido en busca de un futuro mejor y mejores oportunidades, empezar a preparar el viaje y meter en la maleta únicamente lo necesario y llegar a un nuevo lugar en donde tenemos que construir la vida que deseamos poco a poco. Si lo pensamos, eso es exactamente lo mismo que hacemos cuando emprendemos. 

¿Qué tenemos a nuestro favor?

  • Lo rápido que nos adaptamos al cambio y a una nueva cultura.
  • Lo flexibles y tolerantes que nos volvemos con las diferencias.
  • El enfrentar cara a cara nuestros miedos.
  • Aceptar que los obstáculos y los momentos difíciles también forman parte del viaje.
  • El compromiso por salir adelante.
  • Las ganas de progresar.

¿Cuáles son los retos a afrontar cuando decidimos emprender en el exterior?

Sabiendo todas las cosas que tenemos a nuestro favor, es importante recordar que emprender con nuestros talentos o habilidades es un trabajo que no se logra de la noche a la mañana sino con constancia. Por eso aquí hay 5 ingredientes claves no debes olvidar.

Adaptación: descubre el lugar en el que quieres emprender

Cómo emprender sin conocer el lugar en el que queremos hacerlo. Si llegas a un nuevo país con la idea de emprender, lo primero que tienes que hacer es darte el tiempo de descubrir la cultura en la que vives, sus pros y sus contras. Esto te permitirá entender muy bien el terreno de acción.

Entre más cómoda y segura te sientas en el lugar en el que vives, mejor será tu emprendimiento y los resultados que tengas con él. 

Conocimiento del negocio: cómo funcionan las cosas en ese país

Trata de fijarte en cómo funcionan los negocios, cuáles son las necesidades de esa cultura y cómo es la personalidad y los motivos de compra de los que serán tus futuros clientes. 

Una vez que te has adaptado en la nueva cultura y estás preparada para empezar a darle vida a tu proyecto, es muy importante conocer cómo funciona todo, especialmente en tu nicho. 

Digamos que vendes productos de belleza. Lo primero que tienes que hacer es ver qué tipos de problemas o necesidades tienen las mujeres en el país en el que estás, cuáles son las marcas más compradas y las menos, cuál es el precio promedio de los productos y si se tiende a comprar de forma online o offline. 

Otra cosa importante es saber cómo funciona el sistema legal del país y los requisitos para darte de alta como autónoma.

Plan de acción: un sueño sin un plan es solo un sueño

Si ya te sientes más adaptada a la nueva cultura en la que vives y sientes que conoces cómo funciona todo, el siguiente paso es iniciar un plan de acción. 

Personalmente considero que este es uno de los puntos más importantes porque nos permite tener una estrategia clara antes de lanzar nuestro proyecto. Cómo hacer el branding, qué debe llevar sí o sí nuestro mensaje de marca, en qué plataformas debemos estar, cuál debe ser nuestra propuesta de valor y, por supuesto, cómo monetizar nuestro negocio.

Por ello, yo siempre recomiendo una mentora. Yo misma la tuve cuando empecé a emprender, hasta que decidí ayudar a otras mujeres a lograr lo mismo. Esto es una manera más sencilla de llegar más lejos y en menos tiempo con la ayuda de expertos en el tema que nos pueden dar su experiencia para acortar camino y tener los resultados que queremos.

Visibilidad: si no te ven, no existes

Cuando emprendemos en el exterior es normalmente que no tengamos seguidores o muchas personas que conozcan nuestro trabajo. Así que una buena idea es crear estrategias de marketing para tener ganar un poco más de visibilidad. Puede ser una estrategia en una red social en donde esté nuestro “buyer persona” o “cliente ideal” o a través de la creación de buen contenido en nuestro página web.

No tienes que estar en todos lados, sólo en aquellos lugares en donde se encuentra tu audiencia.

Coraje: el Mindset lo es todo

¿Has escuchado eso de que lo que crees, creas? pues es verdad. Especialmente cuando quieres emprender en el exterior.  Muchas veces llegan a nuestra vida sentimientos negativos como el síndrome del impostor, la baja autoestima o los miedos al rechazo o a no vender, y terminamos entrando en un bucle que nos aleja del objetivo: lanzar nuestro emprendimiento con éxito.

Por eso la importancia de nutrir no sólo nuestros conocimientos sobre marketing sino también nuestra mentalidad. Relacionarnos con gente positiva, sentirnos merecedores de las cosas que estamos viviendo y agradecer los pequeños grandes logros. 

Como ves, si tienes en cuenta estos 5 ingredientes a la hora de lanzar tu primer negocio, el camino será menos largo. 

Espero que te haya sido útil. Por ahora, cuéntame cuál otro ingrediente no puede faltar cuando quieres emprender en el exterior.

Un abrazo

Gracias por leer ” 5 Ingredientes que no pueden faltar si quieres emprender en el exterior “ si te ha gustado me encantaría que me dejaras un comentario o lo compartieras.

Suscríbete a mi Newsletter y recibe tips semanales para que te inspires. Haz click aqui